LA CENA DE LOS LOCOS

Los mejores juegos para emborracharse

Emborracharse

Los mejores juegos para emborracharse

En tus cenas no pueden faltar estos juegos para emborracharse

¿Quién no ha estado en una cena de amigos, se ha puesto a beber y no se sabía ningún juego de mesa para beber? Esto es mu

cho más típico de lo que parece ya que no hay tantos juegos para emborracharse difundidos por el mundo. Está claro que, en la Universidad, es mucho más común saberse este tipo de juegos pero claro, ¿cuántos ya no estáis en la Unviersidad? Lo normal es que si ya no asistís a las clases universitarias, hayáis dejado atrás todo ese mundillo y, por supuesto, hayáis borrado de vuestra memoria la gran mayoría de juegos para emborracharse.

Por eso, cada vez, las cenas con amigos en casa pueden hacerse mucho más tediosas y aburridas. Para que esto os deje de pasar, una de las opciones a las que podéis recurrir es a los juegos de emborracharse, aunque no, ya no hace falta ponerse del revés y acabar tirados en el suelo. Para que vuestras cenas vuelvan a ser divertidas y el alcohol acabe pasando mejor, porque sí, existen más juegos más allá del “Yo nunca”.

Emborracharse

Los cuatro juegos para emborracharse que necesitas volver a conocer

Palabras encadenadas

¿Recordáis cuando de pequeños, en un viaje en coche, jugabais a las palabras encadenadas? Pues, en resumidas cuentas, este juego sigue las mismas bases. Si queréis que este sea uno de vuestros juegos para emborracharse principales, pensad que hace falta estar relativamente sereno. Para ello, cada jugador debe decir una palabra que exista y el siguiente jugador otra con que empiece con la última sílaba de la palabra que ha dicho su compañero. El orden siempre irá según las agujas del reloj para que no hayan líos. Por supuesto, el jugador que se equivoque, se invente una palabra o se quede en blanco, ¡BEBE!

Barquito peruano

Este es uno de los juegos para emborracharse que presenta una variación a un juego infantil. ¿Recordáis el juego de “Veo, Veo”? Pues es algo así, solo que para empezar el juego, el primer jugador deberá decir “El barquito peruano viene cargado de…” y seleccionar un grupo de cosas. Aquí, se puede elegir de todo –aunque siendo un poco concisos-, como por ejemplo: animales marinos, marcas de alcohol, marcas de tabaco, diseñadores de alta costura, colores… ¡lo que queráis! Por supuesto, quien se quede en blanco, se equivoque o se invente algo, ¡BEBE!

 

El adivino

¿Quién no tiene un taco de cartas en casa? Pues bien, lo creáis o no, nos pueden salvar en más de una ocasión, como esta. Con las cartas, se pueden hacer muchos juegos para emborracharse, pero nuestro favorito es este. Para jugar a este juego, solo se necesitan las cartas y un poco de atención. Lo primero que hay que hacer es barajar las cartas y dejarlas en el centro de la mesa. El jugador que empieza, debe levantar la primera carta y, para empezar el juego, debe decir si la carta siguiente será mayor, menor o igual a la que ya hay en la mesa.

Si se equivoca, bebe él. Si acierta, bebe el resto. Y si acierta con “igual” bebéis TODOS doble.

 

La hucha

No, no vamos a hacer que pongáis dinero para un viaje cuando vais medio borrachos, pero seguro que más de uno ha visto este juego en algún vídeo de internet. La idea es que, en una superficie lisa, hagáis rebotar una moneda –pequeña- y la metáis en un vaso o cualquier otro tipo de recipiente. La gracia es que el que tira la moneda será el que mande, a no ser que no meta la moneda en el vaso, ya que en ese caso beberá él. Si al tirar la moneda, esta da en un canto, se repite la jugada. Si se acierta y se encesta, se van sumando chupitos. En cuanto falle, el jugador, repartirá los chupitos acumulados. Lo creáis o no, acabaréis más borrachos con este juego que con cualquier otro.

 

Recordad que, si lo que queréis es una buena animación, que además de juegos para emborracharse incluya un espectáculo inolvidable, ¡el Hospital Psiquiátrico La Cena de los Locos es vuestro sitio!

CONTENIDOS

Volver
Ubicación
Formulario
WhatsApp
Teléfono